El neuromarketing trata de resolver la misma pregunta que el marketing de toda la vida, en qué invierto mi siempre limitado presupuesto, para conseguir vender más. La diferencia es que el neuromarketing obtiene dicha información de la respuesta emocional no consciente del usuario.

Mientras el marketing tradicional usa encuestas, focus groups, tests de usuarios, etc y recaba información de lo que el usuario opina, dice y hace, el neuromarketing recaba dicha información de la respuesta emocional no consciente el usuario. Con el neuromarketing no es necesario preguntar al usuario si cierta tarea le ha resultado complicada o qué imagen le ha gustado más de entre un grupo, ya que todo eso, por medio de mediciones cerebrales o corporales, puedo saberlo sin que él tenga que decir nada. Además, cogiendo la información desde la raíz, desde la respuesta no consciente, evito que las palabras enmascaren la información que necesito obtener.

El neuromarketing no sustituye al marketing tradicional, lo complementa.

Estos estudios de neuromarketing llevan ya un tiempo usándose en diferentes facetas del marketing. En la publicidad sirven para detectar los recursos clave que generan conexión entre el usuario y la marca. En los testeos de audiencias durante los pases previos de trailes y películas, para detectar si las reacciones de la gente al contenido son las que estaban planificadas (cierto nivel de estrés en una acción de suspense concreta, impacto emocional en ciertos momentos del tráiler, etc). En el estudio de puntos de venta, se usa para la detección de las zonas del comercio donde se producen la motivación y los inhibidores de compra. En el desarrollo de producto para decidir qué parte del producto (o de su experiencia de uso) es la que mayor impacto tiene en la respuesta emocional de los usuario para decidir en qué invertir el presupuesto de evolución del producto (features, packaging, etc). Y, entre otros tantos que cabría también mencionar, estaría el que más nos interesa a nosotros, la venta online.

En la venta online, en el ecommerce, podemos usar el neuromarketing para detectar ineficiencias y/o validar mejoras tras su implementación. Con el neuromarking podemos medir el nivel de estrés y el impacto emocional que experimenta un usuario al realizar una tarea concreta en nuestra tienda o negocio online. La ventaja de utilizar este tipo de técnicas es que el usuario no necesita interpretar y verbalizar lo que le ha parecido complicado, sino que podemos verlo en sus señales biológicas e interpretarlo.

El neuromarketing puede basarse en diferentes tipos de señales. Por un lado están las señales corporales, como el ritmo cardíaco, la actividad electrodérmina (sudoración), etc. Y por otro, estarían las señales cerebrales.

 

Medidas corporales y cerebrales que pueden usarse para medir la respuesta emocional no consciente de un individuo durante un estudio de neuromarketing

Medidas corporales y cerebrales que pueden usarse para medir la respuesta emocional no consciente de un individuo durante un estudio de neuromarketing

 

En el último estudio que hemos llevado a cabo en Flat 101, hemos usado un anillo biométrico para medir el ritmo cardíaco y sudoración de la piel para monitorizar el nivel de estrés y el impacto emocional que experimentaban los usuarios al realizar ciertas tareas en la web original de biddus.com y en la versión rediseñada que realizamos en Flat 101 (ver post acerca del proyecto de rediseño de Biddus.com).

 

Imagen del Anillo biométrico usado en el estudio para medir el ritmo cardíaco y la sudoración de la piel durante el estudio de neuromarketing

Anillo biométrico usado en el estudio para medir el ritmo cardíaco y la sudoración de la piel durante el estudio de neuromarketing

 

Este tipo de estudios previos a una puesta en producción con un cambio tan grande, sirven para validar dicho cambio y salir a producción con ciertas garantías de éxito.

Este estudio lo presenté durante mi ponencia este año en el Congreso Web. El enfoque del estudio y los resultados del mismo los publiqué a modo de crónica de mi ponencia en un extenso post que publiqué en el blog de Flat 101, agencia digital especializada en ecommerce y negocios online de la cual soy socia junto con @rtayar, @poleras y @monrealista.

A continuación podéis encontrar la presentación que usé durante dicha ponencia, en la que introduzco las aplicaciones del neuromarketing, el estudio que realizamos y los resultado que obtuvimos.

Al día siguiente de mi ponencia en el congreso web, para mi sorpresa y alegría, el Heraldo de Aragón publicó en su versión digital un artículo resumen de la misma. Os dejo el enlace a dicho artículo por si os resulta de interés. Es un muy buen resumen de lo que conté durante la ponencia.

 

Captura del artículo publicado por el Heraldo Digital el 6 de Junio de 2015 acerca de la ponencia de Sandra Navarro acerca del Neuromarketing

Ponencia acerca del Neuromarketing aplicado al ecommerce de Sandra Navarro publicada en el Heraldo Digital del 6 de Junio de 2015

 

Desde nuestra experiencia, un buen estudio de neuromarketing puede abrirte los ojos a descubrir cosas muy interesantes acerca de tu producto, tu ecommerce o la percepción que otros tienen de tu marca.

Las aplicaciones del neuromarketing a la hora de tomar decisiones de negocio son cada día más y más interesantes.

Espero que cada día sean más negocios online los que animen a empezar a usarla para que, junto con otras herramientas, se convierta en una fuentes de información clave para la toma de decisiones.

El neuromarketing no tiene por qué ser algo que usen solo las grandes empresas. Se trata de una tecnología cada día más accesible y al alcance de cada vez más empresas digitales.