El pasado 19 de diciembre tuve el gran honor de ser invitada a dar una ponencia en el evento El País Con Tu Futuro acerca de la profesión de director/a de proyectos. Un evento organizado por El País y dirigido a todos aquellos que se encuentran a pocos meses de tener que elegir qué carrera estudiar para labrarse una profesión y un futuro.

Profesionales de diferentes disciplinas acudimos los dos días que duró el evento a contar nuestra experiencia, nuestro recorrido y aportar nuestro granito de arena para hacer dicha decisión más fácil, si es que eso es posible.

Hablar de la profesión de la dirección de proyectos es algo que me apasiona. Lo hago con frecuencia cuando doy clase a directores de proyecto. Hacerlo en un evento de estas características, intentando transmitir un mensaje de calado en 9 minutos sin ningún tipo de soporte, fue un regalo y un reto.

Aquí algunos de los mensajes clave acerca de la profesión de Project Manager que transmití.

 

Sandra Navarro en el escenario del evento El País Con Tu Futuro en diciembre de 2018

Sandra Navarro en el evento El País Con Tu Futuro. Ponencia acerca de la profesión de Project Manager

 

Las empresas quieren y deben aumentar el ratio de éxito de sus proyectos.

7 de cada 10 productos lanzados al mercado no interesa a su público objetivo.

Según The Chaos Report de Standish Group, más del 50% de los proyectos de software que se llevan a cabo todos los días, no cumplen con el presupuesto, el tiempo o con las funcionalidades estipuladas.

Esto se traduce en muchos millones de euros tirados a la basura, inversiones que las empresas en las que trabajamos (y que deben pagar nuestras nóminas) nunca recuperarán,… y todo ello, entre otras cosas, debido a proyectos fallidos.

Las empresas quieren y deben aumentar el ratio de éxito de sus proyectos. 

Para cumplir con este objetivo, los profesionales de la dirección de proyectos somos una de las claves principales.

Y esos gestores de proyecto se encuentran en cualquier disciplina, no importa si somos de ciencias o de letras. Los proyectos son universales.

 

Qué hace y qué no hace un project manager en su día a día

Esto podría ser una listado muy largo. Pero vamos a quedarnos con algunos conceptos clave que son además fuente frecuente de confusión dentro de la profesión:

  • El project manager no es el que más sabe de todo.
  • No revisa y corrige el trabajo de los demás.
  • No es el jefe de nadie.

Si pudiera quedarme con 4 cosas que aclararan el rol de un buen Project Manager, serían estas (de entre una gran lista):

  • El director/gestor de proyecto es el responsable de que el proyecto se finalice con éxito.
  • Se trata de un perfil Generalista, no Especialista. Tiene que saber hablar el lenguaje de todos los participantes en el proyecto. Y tener la visión global y completa del mismo.
  • Pasa más de un 80% de su tiempo hablando con gente: negociando, consiguiendo acuerdos, influyendo, abriendo puertas, derribando muros, gestionando expectativas, minimizando riesgos, motivando a su equipo,…
  • Debe lograr que las personas que componen su equipo de trabajo PUEDAN y QUIERAN dar lo mejor de sí mismos. Que puedan, significa que tengan las herramientas, tiempo y recursos para llevar a cabo lo que pedimos. Que quieran, significa que estén motivados, que quieran levantarse los lunes por la mañana y quieran venir a trabajar en nuestro proyecto con una sonrisa.

 

Qué evolución estamos viendo en la profesión de la dirección de proyectos.

La gestión de proyectos como profesión especializada ha venido para quedarse.

Cada vez más empresas buscan a Project Managers y Scrum Masters certificados que les ayuden a incrementar las probabilidades de éxito de los proyectos que lanzan.

La medición del éxito de un proyecto ha evolucionado y en lugar de valorar cumplir alcance, plazo y coste sin más, ahora se introduce en la ecuación la satisfacción del cliente y la adecuación del producto o servicio al usuario final.

Cada vez más, el usuario participa y es el centro de nuestros proyectos.

Esto tiene sentido si recordamos que 7 de cada 10 productos lanzados al mercado no interesa a su público objetivo.

Muy alineado con el enfoque de aportar valor al usuario y cliente, estamos viviendo una evolución en las metodologías de gestión predictivas (aquellas que siguen un plan) y una explosión en la implantación de metodologías ágiles de gestión, en las que la innovación, la adaptación continua del producto y la mejora del time to market, son algunos de sus objetivos principales.

En los próximos años espero que veamos una profesionalización de dicha implantación de metodologías ágiles en empresas, ya que la explosión de la que hablábamos antes ha provocado algún “mal uso” y “mal entendimiento” de la gestión de proyectos ágiles, encontrando situaciones o implantaciones muy caóticas en algunas compañías y proyectos.

Las empresas cada vez más, buscan profesionales especializados y certificados en la dirección de proyectos. Esta es una profesión en auge, bien valorada y bien remunerada.

Para finalizar, os dejo el video de la charla: