9. Estudia, estudia y estudia

Sigue el mismo sistema que al principio: estudia un tema usando el PMBOK y el material adicional de tu curso preparatorio y luego haz los tests de ese tema (con aproximadamente 15 preguntas será suficiente).

Repite esta secuencia tantas veces como sea necesario y cuando sientas que ya vas sacando buenas notas haciendo esto (recuerda: 80%), entonces puedes empezar a hacer exámenes.

Intentar hacer un examen demasiado pronto en tu proceso de estudio solo te llevará a la frustración.

Una técnica de estudio que a mi me sirvió mucho para estudiar, entender y recordar las diferentes entradas, herramientas, salidas, fórmulas, etc. fue hacerme esquemas y resúmenes entorno a los diagramas de flujo de datos de los 42 procesos de gestión de proyectos. Hacer esquemas ayuda a memorizar y entender mientras los haces y luego al estudiar, es muy útil tener toda la información relevante en el mismo lugar. Si además usas colores/dibujos/etc. contribuyen a  la memoria visual.

   

Es importante también tener clara la visión de Qué sucede en cada grupo de procesos y En qué orden se realiza la planificación, para ello es muy útil “Rita´s Process Chart”.  Recuerda que la planificación es el único grupo de procesos que sigue un orden determinado.

Debes memorizar los 42 procesos de la gestión de proyectos, a qué grupo de procesos y área de conocimiento pertenecen. Esa magnífica tabla que tienes en el capítulo 3 del PMBOK (4ª edición).

En cuanto a memorizar, por supuesto que hay que hacerlo, pero no hay que obsesionarse con eso, lo importante es entender. Si lo memorizas todo, 3 días después del examen lo habrás olvidado. Mi consejo es que entiendas por qué cierta herramienta es importante para ese proceso, qué datos necesito para llevar a cabo cierto proceso, y no que cantes el tema como un loro porque entonces no te habrá servido de nada.

En esta fase vas estudiando por áreas de conocimiento: integración, alcance, tiempo, coste, calidad, recursos humanos, comunicación, riesgos y adquisiciones, porque así está estructurado el PMBOK. Llega un momento en el que, de forma natural, comienzas a relacionar unas áreas de conocimiento con las otras. Existen dos flujos que debes tener muy claros: el flujo de la información (información sobre el desempeño del trabajo, informes del desempeño y mediciones de desempeño del trabajo) y el flujo de los entregables: en qué proceso se construye, en cual se validan, en cual son aceptados por el cliente/patrocinador y en cual se realiza la aceptación formal y la entrega. En el PMBOK no existe un diagrama explicando estos flujos entre áreas de conocimiento y deberás visualizarlos y/o construirlos tú mismo. Para mi, tener estos dos flujos claros fue clave para comprender y para acertar unas cuantas preguntas del examen ;)

10. Haz exámenes en el simulador

Los días previos al examen es recomendable ponerse en situación y sentarse 4 horas seguidas a hacer exámenes. De esta forma

  1. entrenarás la concentración para estar 4 horas sentado contestando preguntas tipo test.
  2. y sabrás si estás preparado para aprobar. Lo estarás, siempre y cuando, durante tu fase de estudio saques más de un 80% de nota. La nota del examen no es tan alta, ni se sabe exactamente cuál es (al menos yo no lo he encontrado), pero si estudias para un 80%, el día del examen no tendrás ningún problema. 

11. Haz el examen para PMP

Cuando llegas a tu centro Prometric debes identificarte y dejar todo lo que llevas en una taquilla. Te dan para el examen 4 ó 5 hojas de papel y dos lápices, eso es todo con lo que puedes entrar en la sala.

Comienzas leyendo un tutorial de cómo hacer el examen: cómo contestar las preguntas, cómo marcar una pregunta para su posterior revisión, cómo usar la calculadora del ordenador (¿!), etc. Para leer el tutorial tienes 15 minutos. Es recomendable leerlo rápidamente (al fin y al cabo tampoco es tan complicado) y usar el tiempo restante en hacer lo que se llama un vaciado mental, es decir, coger uno de esos folios que te han dado y escribir las fórmulas,  la tabla de procesos con sus áreas de conocimiento y grupo de procesos, y cualquier otra información que quieras tener presente durante el examen. Esto te servirá para que los nervios y el reloj descontando en la parte superior derecha de la pantalla no te hagan dudar y fallar durante el examen.

En cuanto al ritmo de tiempo, ten controlado que contestas al menos 50 preguntas cada hora y te dará tiempo de acabar y poder revisar las preguntas que hayas marcado.

Tras finalizar el tiempo del examen, debes contestar una pequeña encuesta. Al terminarla, el programa te dice inmediatamente si has aprobado o no el examen con el resultado por grupo de procesos. Te entregarán al salir ese informe impreso y en un par de días, en tu dashboard del PMI tendrás también los resultados con tu número de certificación PMP.

12. Celebra tu éxito

Como no me cabe duda que siguiendo estos pasos vayas a conseguir tu certificación PMP, el último de ellos no podía ser otro que celebrar que ya eres un PMP.

Después de todo éste es otro proyecto finalizado con éxito.

¡¡Ánimo y que la fuerza os acompañe!!